Cualquier fiesta que se precie debe de tener un photocall como Dios manda. Así lo dicen las últimas tendencias. Hace unos años, ni tan siquiera sabíamos lo que era, pero desde hace un tiempo aquí se ha vuelto imprescindible. Es uno de los elementos más divertidos de cualquier tipo de evento.

 

En las bodas, además de para tener un recuerdo precioso, sirve para romper el hielo entre los invitados. En ese momento que llegas y no sabes muy bien dónde situarte, ni con quién conversar… Y, de momento, alguien te dice “te haces una foto”. El photocall es una gran ayuda para crear ambiente en cualquier fiesta o evento.

 
Además de en las bodas, en todas las fiestas o eventos con photocall, todos los invitados disfrutan y se divierten haciéndose fotos con los detalles para disfraz y el divertido fondo personalizado. Tenemos que tener en cuenta que tipo de evento queremos organizar para escoger el modelo, el atrezzo y el diseño idóneos.
 

Sorprender a tus invitados con esta súper herramienta de diversión le dará un valor añadido a tu fiesta. Ningún asistente quedará indiferente. Todos se harán sus propias fotos, intercambiarán accesorios de disfraz y, sobretodo, se divertirán y disfrutarán como niños pequeños.

 

No lo dudes y encarga ya tu photocall. Seguro que algún amigo o familiar ya ha celebrado algún evento y contaba con uno de estos. Decídete a organizar la fiesta que siempre habías soñado. Tus amigos y familiares no quedarán indiferentes, todo el mundo se reirá y disfrutará del photocall. Regala emociones a tus invitados.

 

¿Estás preparado para celebrar el evento más divertido del año? En Dixplay  ofrecen diseños para cualquier tipo de fiesta, desde bodas, cumpleaños, bautizos. Además si eres una persona creativa y te gusta diseñar, puedes crear tu propio photocall.