El concepto de Pop Up, para el que todavía no lo sepa, es el de un muro o pared promocional, también conocido como el famoso Photocall, aunque tiene muchas otras acepciones. Lo que conseguimos con estos displays publicitarios es crear espacios móviles para mostrar y dar a conocer diferentes productos o marcas en un lugar determinado.

 Porque hoy en día lo que nos diferencia del resto es la capacidad de crear emociones, lo que se pretende es, además de que todos los invitados al evento se hagan fotos con el Pop Up de fondo, es crear un ambiente, impactar y sorprender a los asistentes.

 La colaboración entre distintas empresas a la hora de patrocinar un evento se refleja claramente en el Pop Up que utilizan de photocall. En la pared promocional podemos observar los distintos logos de las marcas. En este tipo de promoción, los famosos invitados posan para la prensa y así hacen publicidad de todas las marcas que patrocinan el evento.

 Este modelo de publicidad está teniendo un enorme éxito, las empresas optan por exponer sus productos o servicios en un ambiente muy estudiado. De esta forma acceden al público sin necesidad de pagar gastos fijos de establecimiento, y pueden darse a conocer por asociación a otras marcas.

 Es de vital importancia la selección y el control de los medios en los que vamos a anunciar nuestro negocio o marca. En la organización de eventos, exposiciones o en ferias hay que cuidar mucho el tipo de soporte publicitario a escoger.

 El Pop Up es una magnífica opción para hacernos ver. Si elegimos adecuadamente el diseño de nuestro display, la campaña será un verdadero éxito. Además de que seremos el centro de atención en el evento o feria, los invitados se encargaran de promover la visibilidad de nuestro Pop Up a través de las redes sociales. Así que, el diseño del muro promocional debe ser atractivo, para que todos los asistentes tengan la necesidad de hacerse una instantánea con esa pasada de fondo.

 Eso sí, no debemos olvidar la importancia de crear un buen soporte informativo, especialmente en lo que se refiere a comunicación corporativa. Si elegimos un diseño de gráfica de Pop Up súper atractivos, pero no tienen nada que ver con nuestra marca, la campaña no será efectiva.

 Una gran ventaja que ofrece la inversión en un Pop Up es la oportunidad de interactuar con los invitados y hacerles sentir que forman parte del espectáculo. La bidireccionalidad o retroalimentación cobra gran importancia y debemos buscarla a través de concursos, sorteos y actividades creativas. Por ejemplo, “sube tu foto a Facebook con nuestro photocall, etiqueta a dos amigos y participa en el sorteo de un viaje”.

 La comunicación de un evento no termina cuando se dar por finalizado, sino que hay que aprovechar todas las herramientas digitales para sacar el máximo provecho a todas nuestras herramientas de promoción.

 El resultado final de todo evento que se precie debe ser una experiencia inolvidable para todos los asistentes, gracias a la aplicación de las técnicas más punteras, el despliegue de soportes publicitarios de gran formato como los Pop Up, la música o las luces. Estos puntos bien cuidados y estudiados convertirán nuestra campaña de publicidad en un verdadero éxito.